03 abril 2013

Pollo al horno con patatas



Hace tiempo que no subo ninguna receta salada, como sigo probando mi nuevo horno, hoy le ha tocado asar un pollo que ha salido muy rico, por lo que, aún siendo muy sencilla, creo que merece la pena que comparta la receta.

Ingredientes: Las cantidades y el tiempo de horneado pueden variar en función del tamaño de la pieza.


  • Un pollo limpio (sin vísceras)(pequeño de 1 Kg y 1/4)
  • 2 o 3 cucharadas de aceite 
  • 1 cebolla
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1/2 limón con piel
  • 1 rama de tomillo
  • 1 hojita de laurel
  • Sal, pimienta negra,hierbas provenzales y pimentón dulce.
  • 1/2 vasito de vino blanco (o jerez seco)
  • 1/2 vaso de agua
  • 4 o 5 patatas medianas


Preparación:
Precalentar el horno arriba y abajo a 200 grados.

Lavar y secar bien el pollo con papel de cocina, vigilando que la piel no presente restos del plumaje.

Mezclar la sal, la pimienta, las hierbas provenzales a partes iguales y un poco de pimentón, según el gusto de cada cual.

Frotar toda la piel del pollo con la mezcla, rociar tambien por dentro del pollo y colocarlo en una fuente apta para horno con la parte de la pechuga hacia abajo.

Dentro del pollo introducir la ramita de tomillo, la cebolla, los ajos enteros, la hojita de laurel y el medio limón.

Atamos el pollo un poco con un cordel juntando los extremos de los muslos y fijando las alas para que no queden sueltas y se desprendan al ir dando las vueltas al pollo durante su cocción.

Pelamos las patatas y cortamos por la mitad o a cuartos y las colocamos alrededor del pollo en la fuente.

Rociamos el pollo con el aceite, el vino y el agua, por este orden.

Introducimos en el medio del horno sobre la rejilla y dejamos que cuezca durante media hora o cuarenta miutos (dependiendo del tamaño de la pieza).  Pasado este tiempo le damos la vuelta colocándolo con las pechugas hacia arriba, regamos las patatas con el jugo de cocción y seguimos cociendo durante un periodo igual de tiempo.

Ahora encendemos el grill a 250 grados y colocamos el pollo de lado para que vaya cogiendo color y regamos con el jugo nuevamente las patatas, una vez ha cogido color de un lado procedemos a hacer lo mismo con el otro lado, luego lo hacemos por la parte de la espalda y por último por la parte de las pechugas.

Cuando ya esté totalmente dorado, ya lo tenemos listo para servir.

Más sencillo imposible y con un sabroso resultado.

Espero que os guste.


2 comentarios:

  1. bravissima un classico della cucina!!!!un saluto...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, buenísimo. En casa nos encanta. Besos.

    ResponderEliminar